Noticias

La prevención, tu mejor baza contra el cáncer

En el día mundial contra el cáncer os queremos recordar que un aliado en la batalla contra esta enfermedad es la detección precoz. En nuestros centros Gomermedi podrás encontrar especialistas en todas las áreas de salud que podrán ayudarte en la detección precoz de cualquier tipo de cáncer que sospeches puedas sufrir tú o alguien de tu familia. 

En España, por número de casos diagnosticados en ambos sexos, ocupa el primer lugar el cáncer colorrectal, seguido del de mama, próstata, pulmón y vejiga. Por sexos, en el caso del hombre, el de próstata ocupa el primer lugar, seguido del colorrectal, pulmón, vejiga y riñón. En la mujer, el de mama ocupa el primer lugar, seguido del colorrectal, pulmón, cuello uterino y páncreas.

Podemos deducir que nos encontramos ante un problema sanitario de primera magnitud. De todo ello cabe deducir la importancia de establecer estrategias encaminadas a promover la prevención del cáncer. Esto se puede conseguir mediante la prevención primaria, es decir, evitando los factores de riesgo potencialmente inductores o favorecedores del desarrollo de la enfermedad oncológica; y la prevención secundaria, que sería la detección precoz de los tumores para modificar la posibilidad de desarrollar la enfermedad. Se estima que cuatro de cada diez cánceres se pueden evitar.

 

En la prevención primaria es importante identificar y evitar los factores de riesgo. Existe un claro consenso de las situaciones que se pueden modificar y que están estrechamente relacionadas con el desarrollo de la enfermedad. La Comisión Europea, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), publicó un primer código contra el cáncer en 1987, siendo la última actualización la del año 2016, y que consta de doce puntos identificables y modificables de factores de riesgo que se enumeran a continuación:

 ALIMENTACIÓN SALUDABLE

Aumentar la ingesta de cereales integrales, legumbres, frutas, verduras y hortalizas. Limitar los alimentos hipercalóricos (azúcar y grasas de origen animal). Evitar la carne procesada y limitar el consumo de carne roja y el exceso de sal. La OMS recomienda el consumo de dos raciones al día de fruta y 2 o 3 de verduras u hortalizas al día. La dieta rica en vegetales y frutas nos protegen ante el riesgo de padecer cáncer, enfermedades cardiovasculares y diabetes.